fbpx

Está acabando el mes de julio, y probablemente estas sean tus últimas semanas de trabajo antes de empezar unas merecidas vacaciones.

Para que puedas desconectar y disfrutar plenamente de unos días de descanso, hemos recopilado unos cuantos consejos de gestión que te ayudarán a que tu vuelta sea más llevadera.

¿Quieres saber cuáles son?

Sigue leyendo, te los contamos a continuación.

¿Qué aprenderás leyendo este artículo?

Pacientes

¿Les derivas a la clínica de algún compañero cuando la tuya está cerrada?

En el caso de que la mantengas abierta, ¿has establecido un protocolo de actuación para atender a los pacientes que necesiten tratamiento cuando su doctor habitual está de vacaciones?

Agendas

¿Has habilitado vías de contacto alternativas?

¿Has activado un mensaje especial en tu buzón de voz, has informado del horario de clínica en agosto, has desviado las llamadas a algún teléfono alternativo?

Emergencias

¿Hay una persona responsable para atender cualquier tipo de emergencia en tu ausencia?

¿Has definido los únicos motivos por los que deben contactarte a ti?

Si la clínica se queda abierta, ¿tu equipo dispone de los teléfonos de contacto para resolver incidencias en los equipos, alarmas, seguros, fugas de agua, avería del aire acondicionado y otras eventualidades? ¿Saben cómo gestionar una hoja de reclamaciones?

Colaboradores y doctores

¿Has mantenido una reunión con ellos para establecer un protocolo claro de derivación durante las vacaciones?

¿Saben cómo atender las posibles urgencias de sus compañeros con especificaciones claras?

Finanzas

¿La persona que se queda como responsable en recepción tiene toda la información necesaria para recibir y gestionar pagos? ¿Hacer el cierre de caja? ¿Realizar los ingresos en el banco?

Te animamos a que repases todos estos puntos y confirmes que cada persona de tu equipo tiene la información necesaria para proceder de la manera más positiva para la clínica, el resto de compañeros y, por supuesto, los pacientes.